Te atrapé muajaja!


"La soledad me pesa.
La compañía también."


"La sangre blanca de un cerezo

era el anuncio de nuevas puertas.
Te marchaste junto al invierno
que con su lámpara desenreda las raíces
y hace surgir los sueños de los antepasados.
Viajas junto al invierno,
a las ardillas y a los pájaros nevados
que siempre recuerdan tus manos
alimentándolos en los parques transparentes.

La primavera quiso retenerte
para que descifraras una vez más
los jeroglíficos de sus ramas.
La primavera prometía en vano
el naranjo de la infancia en el patio de cemento
o transformaba en viñedo tu copa de vino.
Ya el tiempo había escrito “muerte” con tinta invisible.
Tú leías sus cartas
sabiendo que cada mañana uno debe despedirse de la muerte
diciendo “Hasta mañana”.
“—Tu muerte o mi muerte –decías— serán como el derrumbarse
fortuito de una lámpara”.
Ahora el invierno ha recogido esa lámpara
y te ilumina en el viaje del retorno
hacia lo más profundo de la noche
“lejos de donde la luz pueda alcanzarte”. "




Prr maaaau






Martín


Martina<3


Llevo un par de años (muchísimos pares) esperando
a que una tormenta nos lleve
Destroce la casa que nos cobijó,
nos alimentó,
nos vio crecer, caer,
que nos destruyó una y otra vez
Esperando a que esa montaña que nos observa maciza
nos acompañe por siempre
A que los buenos nombres cobren su sentido
Y si no pasa lo haré yo
tomaré mis pinceles y los haré balas
tomaré mis pinturas y las haré sangre y fuego
tomaré tus manos y las haré hachas
tomaré mis cabellos y los haré almas
para que habiten la casa y la ciudad 
Y la tormenta nos hará libres.





Feliz año nuevo les desea Martín el gato mas CAGÓN del universo.


Que nos vayamos me dice, que se va él, que me quedo atrás mirando, que yo voy para otro lado, y que nunca estoy, que siempre vuelo antes, que siempre vuelo después.



Ser el Pilar de nada.


Juego de Luces.



usted no sabe que escondo en mis bolsillos
                                                                                                         ni bajo mi vestido,
no sabe como son mis huesos
tu ni conoces mis heridas,
ni las canciones que escucho cuando viajo,
ni siquiera sabes donde encontrarme un día cualquiera,
                                                                                                                                 a una hora cualquiera
                                                                                                                                                                 en un lugar que no sea el teléfono.
nosabe-s



"Cansado.
¡Sí!
Cansado
de usar un solo brazo,
dos labios,
veinte dedos,
no sé cuántas palabras,
no sé cuántos recuerdos,
grisáceos,
fragmentarios.

Cansado,
muy cansado
de este frío esqueleto,
tan púdico,
tan casto,
que cuando se desnude
no sabré si es el mismo
que usé mientras vivía.

Cansado.
¡Sí!
Cansado
por carecer de antenas,
de un ojo en cada omóplato
y de una cola auténtica,
alegre,
desatada,
y no este rabo hipócrita,
degenerado,
enano.

Cansado,
sobre todo,
de estar siempre conmigo,
de hallarme cada día,
cuando termina el sueño,
allí, donde me encuentre,
con las mismas narices
y con las mismas piernas;
como si no deseara
esperar la rompiente con un cutis de playa,
ofrecer, al rocío, dos senos de magnolia,
acariciar la tierra con un vientre de oruga,
y vivir, unos meses, adentro de una piedra."



"No es tu sexo lo que en tu sexo busco
sino ensuciar tu alma:
desflorar
con todo el barro de la vida
lo que aún no ha vivido."


"Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema."


Amanda, la cóndor sin alas.

Telón.




(...)"Bueno, quizá el tío, Muñoz y los otros, hagan bien en decir <<falleció>>, porque eso suena tan ridículo, tan frío, tan lejos de Avellaneda, que no puede herirla, no puede destruirla.

 Entonces, cuando estuve en casa, solo en mi cuarto, cuando hasta la pobre Blanca me retiró el consuelo de su silencio, moví los labios para decir : <<Murió.Avellaneda murió>>, porque murió es la palabra, murió es el derrumbe de la vida, murió viene de adentro, trae la verdadera respiración del dolor, murió es la desesperación, la nada frígida y total, el abismo sencillo, el abismo. Entonces, cuando moví los labios para decir: <<Murió>>, entonces vi mi inmunda soledad, eso que había quedado de mí, que era bien poco.Con todo el egoísmo de que disponía, pensé en mi mismo, en el remendado ansioso que ahora pasaba a ser. Pero ésa era, a la vez, la forma más generosa de pensar en ella, la más total de imaginarla a ella." (...)


S.F.V.C (Julio 2, 1992 - Octubre 15, 2009)



 "Y en el centro exacto del universo nos fundimos..."

"Lamento decirte que yo amo el caos, es parte de mi predisposición a las enfermedades mentales, podré orar el bien, podré hacer el bien, pero por dentro la maldad juega a favor de la diversión, mía, la diversión de ver el mundo arder."


"Tú desapareciste diciéndonos : "No hay casa, ni padres, ni amor; sólo hay compañeros de juego".
Y apagaste todas las luces
para que encendiéramos
para siempre las estrellas de la adolescencia
que nacieron de tus manos en un atardecer de milochocientos 
noventa y tantos."